ICE intenta redada en un restaurante y su dueño lo detiene

En Michigan, el dueño de un restaurante defendió a sus empleados, cuando un grupo de agentes de ICE llegó a su establecimiento para realizar una operación. Sorpresivamente, los dueños les cerraron la puerta y les pidió que se retiraran. 

Los dueños cerraron las puertas
Alan Zakalik dueño del restaurante Café Zola en Ann Arbor dijo que fue su esposa Hediye Batu, la que salió a enfrentar a los agentes de ICE. Ella les dijo que no estaba, entró al lugar y cerró la puerta para evitar que ICE accesara al lugar a comprobarlo por ellos mismos. 

"Ellos querían entrar a revisar la cocina, pero mi esposa no se los permitió" añado Zakalik, haciendo referencia a lo que podía ser el inicio de una operación mucho mayor.

El dueño del restaurante agregó a medios locales que los agentes de ICE estaban fuertemente armados lo que alarmó a toda su clientela.

Esta inesperada visita de ICE se da en momentos en que los dueños de restaurantes de la ciudad han denunciado un marcado aumento en las operaciones de las autoridades de inmigración en contra de sus trabajadores.

El pasado 28 de julio, varios de estos propietarios de restaurantes y trabajadores se reunieron con activistas y funcionarios locales para discutir el impacto que estas redadas están teniendo en la economía local al igual que en las familias de sus trabajadores.

"Ver a estos agentes armados asusta a toda la comunidad. Hoy en día es una gran indicación, incluso si tiene la documentación, y estás en el lugar equivocado en el momento equivocado, todavía puede estar en riesgo", concluyó Zakalik.


Un portavoz de ICE confirmó a los medios locales que no se realizó ningún arresto como resultado de la visita al Café Zola el miércoles por la tarde.

Comparte