Celebran en EE.UU. centenario del nacimiento de Romero, "la voz de los sin voz"

Los Ángeles (EE.UU.), 12 ago (EFE).- La comunidad salvadoreña y otros latinoamericanos de Los Ángeles (EE.UU.) honraron hoy al beato Óscar Arnulfo Romero, el asesinado arzobispo de San Salvador, con motivo de su centenario.

El popular parque Douglas MacArthur, punto de encuentro de la comunidad salvadoreña y en donde hay una plaza en su honor, ha sido el lugar en donde diversas organizaciones han iniciado actos con motivo del centenario del nacimiento del llamado "San Romero de América" y a quien en 2015 el papa Francisco beatificó en una multitudinaria misa en San Salvador.

"A nivel internacional, monseñor Romero es la persona más respetada, más conocida y más querida de El Salvador", dijo a Efe Carlos Vaquerano, director ejecutivo del Fondo Educativo para el Liderazgo Salvadoreño Americano (Salef).

Óscar Arnulfo Romero y Galdámez nació el 15 de agosto de 1917 en Ciudad Barrios, El Salvador, y el 24 de marzo de 1980 murió por un disparo de un francotirador desconocido mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital de cáncer La Divina Providencia, en San Salvador.

Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, que investigó las violaciones a derechos humanos durante la guerra salvadoreña (1980-1992), determinó que el exmayor del Ejército y fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Roberto D"Aubuisson, dio la orden de asesinar a monseñor Romero.

La fiesta en el parque MacArthur sirvió de marco para que el concejal de la ciudad Gil Cedillo re-inaugure un tramo de la calle 15, entre las avenidas Normandie y Kenmore, que desde hoy pasa a llamarse Monseñor Óscar Romero Street.

La calle "solidificará la presencia y contribuciones de la comunidad salvadoreña en la ciudad de Los Ángeles", declaró a Efe Cedillo sobre la que ahora es la primera vía en Estados Unidos con el nombre de un salvadoreño.

En este país residen unos 3 millones de salvadoreños, de los cuales la tercera parte reside en el Condado Los Ángeles. Esa concentración ha motivado que los inmigrantes provenientes de esa nación centroamericana, de 14 demarcaciones territoriales, llamen al condado californiano como el "Departamento 15".

María López, cónsul general de El Salvador en Los Ángeles, dijo a Efe que "Romero es el ejemplo más claro de entregar la vida, que es lo más preciado que tiene el ser humano, a favor de los pobres".

"Fue tratando de darle voz a los "sin voz", a aquellas personas que no podían denunciar, que no podían decir las atrocidades que se estaban viviendo en nuestro país", agregó la funcionaria.

Ana Grande, directora de la organización comunitaria de la Clínica Monseñor Óscar Romero, dijo a Efe que "El centenario de monseñor representa una festividad de esperanza, de justicia y de amor hacia el prójimo".

Grande es sobrina-nieta de Rutilio Grande, otro sacerdote salvadoreño asesinado a balazos en 1977, amigo cercano de Romero y por cuya ejecución se volvió muy crítico con el régimen militar que gobernaba el país.

Tras ser "el sacerdote querido" de la elite gobernante salvadoreña, Romero pasó a ser señalado por la derecha como un "cura peligroso" por las denuncias que hacía en sus homilías.

"El legado de monseñor Romero traspasa las barreras, traspasa las fronteras, y también las culturas, porque monseñor Romero es de todos", agregó Grande.

El homenaje en la urbe angelina, en donde habrá una decena de actividades, es uno de los varios que se desarrollan hoy no solo en otros estados sino lógicamente en El Salvador y en otros países del continente americano.

Este domingo, el arzobispo José Gómez, de la arquidiócesis de Los Ángeles, celebrará en honor de Romero una misa en la catedral, mientras que el martes 15 de agosto el concejal Cedillo proclamará desde el ayuntamiento el año 2017 como "el año de la paz, la justicia y la esperanza".

Comparte