EnSemana.com


El periódico latino más grande
de los Estados Unidos

Málaga se rinde al talento versátil y apasionado de Leonardo Sbaraglia

Málaga, 18 mar (EFE).- El Festival de Cine de Málaga ha puesto el broche al gran día de Leonardo Sbaraglia con la entrega del premio honorífico Málaga Sur, un reconocimiento a su talento y trayectoria, perfecto ejemplo de esa sintonía entre el cine español y el latinoamericano que celebra el certamen en esta edición número 20.

El actor argentino, de 46 años, se ha llevado una sorpresa y no ha podido contener la emoción al ver aparecer en el escenario del Teatro Cervantes a su madre, la profesora de interpretación Roxana Randón, para entregarle personalmente la estatuilla.

"Creo que todo esto le está pasando a otro, es Héctor Alterio, no soy yo", ha bromeado Sbaraglia, protagonista de dos de las películas que compiten en la sección oficial, "Nieve Negra" de Martín Hodara y "El otro hermano" de Adrián Caetano.

La actriz y directora Mabel Lozano, presentadora de la gala, ha comenzado recordando el primer papel de Sbaraglia en el cine. Tenía 15 años y la película era "La noche de los lápices", un filme incómodo que abordaba los crímenes de la dictadura.

Durante muchos años el apellido Sbaraglia estuvo ligado al de su compatriota el director y guionista Marcelo Piñeyro, con quien rodó "Tango feroz" (1993), "Caballos salvajes" (1995), "Cenizas del paraíso" (1997) y sobre todo "Plata quemada" (2000), la película que supuso su desembarco en España.

"España me dio los años de madurez, de crecer, de tener que afrontar un mundo distinto y un lenguaje diferente", ha recordado hoy al agradecer premio.

A lo largo de una década Sbaraglia filmó aquí con directores como Luis Puenzo ("La puta y la ballena"), Juan Carlos Fresnadillo ("Intacto"), Antonio Hernández ("En la ciudad sin límites"), o Gonzalo López Gallego ("El rey de la montaña"), antes de volver a establecerse en 2009 en Buenos Aires.

Algunos de ellos -Hernández y López Gallego, además del director Martín Hodara, el actor Daniel Hendler y el productor Paco Ramos- le han arropado también esta noche sobre el escenario del Cervantes.

Todos han destacado de Sbaraglia su entusiasmo, su generosidad, su carácter a la vez volcánico y sutil, y el hecho de que todo lo ha conseguido a fuerza de talento y trabajo. López Gallego ha contado una anécdota del rodaje de "El rey de la montaña" para ilustrar su manera de ser.

Hacía frío, una toma se repetía una y otra vez y la persona que filmaba con la cámara ya no aguantaba más, temblaba de frío y cansancio, hasta que notó de pronto que el peso se aligeraba y descubrió a Sbaraglia sujetándola a la vez que seguía actuando.

El gran día del actor comenzó esta mañana en el paseo marítimo de Málaga, donde descubrió un monolito con su nombre y sus huellas en el ya conocido como paseo de la fama malagueño que ha ido construyendo el certamen a lo largo de 20 años.

"Todo el día fue rarísimo", dijo durante la gala. "Al poner las manos en la estatua me dieron ganas de hablar con mi hija, y me emocioné al pensar que podrá venir a verlo algún día con sus hijos", aseguró.

Antes de retirarse del escenario, el protagonista de "Relatos Salvajes" rindió un homenaje a su profesión, que hace posible la "magia" de crear lo que alguien imagina, y a todos los que se dedican al oficio, "desde el que tira los cables a los autores".

"Todos nos rompemos el culo, madrugamos, trabajamos durante horas sin parar y cuando una película sale bien es un milagro", ha afirmado.

Si Daniel Hendler destacó de él que "tiene el niño dentro y eso garantiza que va a seguir creciendo", Sbaraglia no dejó lugar a dudas: "Quiero aprender hasta que me muera". Magdalena Tsanis.

Recuerda que si deseas estar enterado(a) de todas las Noticias de espana , debes seguirnos en nuestra comunidad de Facebook. Súmate a nuestra comunidad y disfruta de las noticias que más te gustan.

4 Votos 2 Votos 2 Votos 2 Votos